Nuevas responsabilidades en EPLA

20181001 Eduardo
D. Eduardo Antonio García Carratalá, Subdirector General y Administrador del Centro.
Pertenece a la plantilla de profesores-educadores de EPLA desde septiembre de 2012 y durante los últimos 5 cursos ha estado en situación de excedencia ejerciendo el cargo de Director General del colegio “Fundación Caldeiro” de Madrid. Entre nosotros está de nuevo en cargos de responsabilidad. Destacamos:
1. Experiencia vital.
Vivencias más o menos relevantes, acciones, sensaciones, impresiones, emociones, sensibilidades, sentimientos, motivaciones, resonancias.. entre otros factores, son experiencias que, además de contribuir a poner a la persona en contacto con la realidad, son la “memoria experimental” de gran utilidad cuando se plantean nuevas situaciones que exigen respuestas francas, positivas y enriquecedoras.
Cinco años de Dirección en el centro madrileño, sin duda, han hecho crecer a Eduardo como persona, 
2. Compromiso fehaciente
Compromiso es lo que transforma una promesa en realidad.
Es el triunfo de la integridad sobre la vulgaridad y la medianía.
Es esfuerzo y poner talentos, cualidades, capacidades, disposiciones y fuerzas de servicio de una causa.
Es asumir en el ser y hacer de una persona, haciéndolos propios, los objetivos alcanzados: Eduardo es persona comprometida con todo lo amigoniano. Feliz y esforzado compromiso.
 

20181001 CandiMoscoso

Dña. Cándida Moscoso López, Directora Infantil-Primaria.
Con nosotros desde julio de 2010. Los últimos 6 años, Jefa de Estudios. Desde el primer momento ha demostrado sentirse a gusto con nosotros, con la idiosincrasia del Centro y con la esencia de la pedagogía amigoniana. Su personalidad atesora unas cualidades excelentes. Destacan:
1. Ilusión y entusiasmo.
La ilusión es un sentimiento vital generador de autoconfianza. Es pensar, sentir y actuar de forma positiva, integradora. Es impregnar de calor y alegría el día a día.
Imbricado e interrelacionado, aparece el entusiasmo que impregna de gozo, regocijo y contento el proyecto forjado y además le da cohesión, consistencia y unidad. Candi, deseamos mantengas y acrecientes tu ilusión, optimismo y entusiasmo siempre esperanzados para soñar, desear, tocar y “saborear” tus anhelos y objetivos.
2. Delicadeza y dulzura.
Delicadeza es sinónimo de ternura, suavidad, trato atento y exquisito.
Es un modo de ser y conducirse por la vida de la persona noble, serena y generosa.
Candi es un ejemplo vivo para nuestros niños, de trato amable, comprensión serena, espontánea alegría y simpatía, gozosa acogida, delicadeza y dulzura en las expresiones, tódo actitudes saludables, que son las que realmente educan.
3. Calidez y ternura.
Actitudes, gestos modales, formas, detalles, manera servicial de relacionarse muestran la calidez de una persona. Es amabilidad, cortesía, cordialidad, empatía que hacen posible unas relaciones personales cómodas, positivas, armónicas y entrañables.
Junto a la calidez está la ternura que da belleza y sentido a la vida. No es ostentosa y se manifiesta en pequeños detalles: la escucha atenta, el gesto amable, el interés por el otro, el saber estar física y anímicamente son gestos de ternura cargados de significado. Es la “inteligencia emocional” tan en boga hoy y ahora.
Candi sigue siendo como eres: ilusionada, entusiasmada, dulce, delicada sin perder la calidez y la ternura.
 

20181001 CandiMarco

Dña. Cándida Mª Marco Navarro, Directora ESO
Con motivo de su nombramiento de Directora del Colegio Monte-Sión, de Torrente hace 5 años, en el nº 101 de nuestra revista escolar de diciembre de 2013, hacíamos notar las cualidades excepcionales de la personalidad de Candi Marco.
Hoy y ahora, en la misma línea, merece la pena resaltar en su persona:
1. Comprensión y amabilidad
Emprender es aceptar y amar a cada uno a su medida (pedagogía amigoniana), adaptándonos a sus particulares características como ser humano único e irrepetible.
El soporte y la razón de ser de la amabilidad que propicia acoger y comportarse de manera afectuosa y complaciente con los demás y compartir empática, cálida y profundamente la realidad del otro.
2. Cordialidad y elegancia
Candi es una persona franca, sincera y afectuosa. La cordialidad siempre es generosa y altruista. Compartir, acoger, alentar, animar, tender la mano, dedicar tiempo son actitudes cuyo denominador común es la nobleza del corazón, la alegre y contagiosa cordialidad.
Todo tiene su fundamento: la armonía, la paz interior, el trato afable, respetuoso y considerado, dan a la persona el verdadero señorío y la auténtica elegancia.
3. Serenidad y paz
Se trata de sosiego, superando vitalmente cualquier tipo de tensión, frustración, crispación, intemperancia.
Es calma paciente y reflexiva, que en la práctica es claridad, quietud, amor y generosidad.
“La calma educa por sí misma y fortalece el carácter del educando más que cualquier otro ejemplo”
 
 20181001 David
D. David F. Avaria Palma, Jefe de Estudios Infantil-Primaria
Este curso 2018-2019 será el cuarto de su estancia en EPLA.
Discreción, seriedad, modestia y cordialidad configuran su personalidad. Sobresale el ser y el actuar de David, la vertiente de su responsabilidad.
Y ser responsable es ser persona de vida interior, lo que equivale a ser juicioso, reflexivo, ponderado, nunca precipitado ni abocado a impulsos de intereses inmediatos.
La responsabilidad implica una respuesta positiva a un valor, o a un conjunto de ellos: la tenacidad, honestidad, fidelidad, cercanía, solidaridad… etc.
Suele decirse que la persona se hace responsable a medida que adquiere responsabilidades, cargos que desempeñar, cometidos que cumplir… a condición de que descubra los valores que entrañan tales tareas.
Deseamos a David que, con renovada energía y lucidez, recuerde y recree su propia realidad y que ésta cobre especial densidad ante su espíritu y le lleve a cumplir sus exigencias.
 
 20181001 Ivan
D. Iván Caballero Santolaria, Jefe de estudios E.S.O.
Desde septiembre de 2015 entre nosotros, acaba de cumplir el pasado noviembre sus 30 primeros años.
Aparte su licenciatura en Filología Clásica –casi nada- Iván es Mestre en Valencià y examinador de la Junta Qualificadora.
Pero detrás de todo esto “oficial” hay una persona inteligente, receptiva, trabajadora, organizada, dispuesta, entrañable, familiar.
Cualidades y capacidades que tienen su asiento en su armonía psicofísica.
Su gusto, disfrute y deleite por la vida sana, su “feeling” con alumnos, profesores, familias, su seriedad y responsabilidad en preparar las clases son –entre otras- evidentes muestras de su armonía psicofísica.
Indica en Iván mesura y reflexión, juicio sereno, equilibrio mental, dialogicidad, espíritu generoso, control cerebral y emocional, actitud mental positiva, voluntad abierta, resolutiva y decidida.
Iván continúa en la acción de llevar a la práctica esos hábitos vitales siempre esperanzados que dan sentido y consistencia a la propia vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *